Refuerzo de la presencia policial en la calle para prevenir delitos en comercios durante la Navidad

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha presentado hoy en Toledo el Plan Comercio Seguro, que supondrá un refuerzo de la seguridad en zonas de gran afluencia de público de cara a las fechas navideñas para proteger tanto a los consumidores como a los comerciantes, y que se prolongará hasta el 8 de enero.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio y el Jefe Superior de Policía, Félix Antolín, han abordado en un reunión junto con representantes de FEDETO, de la Asociación de Hosteleros, y de la Asociación de Comercio de Toledo, los mecanismos para garantizar la seguridad en los espacios comerciales, establecimientos hosteleros y espacios públicos en las grandes ciudades de Castilla-La Mancha para evitar y prevenir la comisión de actos delictivos.

En este enlace se podrá descargar la guía con los consejos de seguridad del Plan Comercio Seguro:

https://www.policia.es/org_central/seguridad_ciudadana/comercio_seguro/guia/guia.html

La Policía Nacional desplegará este dispositivo especial a nivel nacional y en Castilla-La Mancha con el objetivo de reforzar la seguridad, tanto objetiva como subjetiva, durante las fechas navideñas y evitar la comisión de hechos delictivos como hurtos, robos con violencia o intimidación, fraudes o robos con fuerza, que se cometen contra los comerciantes y los ciudadanos que frecuentan las zonas comerciales.

Gregorio ha explicado que el plan cuenta con dos fases, una primera previa del 1 al 17 de diciembre y una operativa desde el 18 de diciembre y hasta el 8 de enero, cuando concluye la campaña, todo ello con el objetivo de "prevenir cualquier tipo de delito, de fraude, de timo, a lo largo de estas fechas".

“En este Plan se han establecido dos mecanismos fundamentales; el primero de información tanto para la prevención como la protección y también para la actuación en caso de que ocurra alguna circunstancia de estas características, y en segundo lugar un dispositivo que aumente la presencia policial tanto de forma uniformada como de paisano, para garantizar la seguridad en todos estos establecimientos” ha destacado el delegado.

En este sentido, se repartirán unos 75.000 trípticos informativos a nivel nacional, en los que "se detallan todas las medidas que se van a tomar estos días", y que incluyen una serie de consejos.

"Le queremos trasladar al sector del comercio y a los consumidores que, en Navidad y mientras todo el mundo va a estar descansando, la Policía va a velar" para que los ciudadanos "puedan comprar tranquilos", ha subrayado Gregorio.

El delegado del Gobierno ha asegurado que "si somos capaces de aunar la tranquilidad del comerciante y la confianza de los propios consumidores con la seguridad ciudadana y pública habremos conseguido el objetivo que nos habíamos marcado.

Gregorio ha destacado que la experiencia de la aplicación de este plan en los años anteriores “ha sido positiva para comerciantes y clientes”. Durante las pasadas navidades de 2016 la puesta en marcha del Plan Comercio Seguro permitió la detención de 35 personas y el esclarecimiento de 102 hechos delictivos.

El delegado del Gobierno ha subrayado la importancia de denunciar cualquier hecho delictivo, por pequeño que sea, porque facilita la actuación inmediata de la Policía Nacional. “El 091 está a disposición de todos los ciudadanos y es muy importante la colaboración y la denuncia, aunque sea de hurtos de escasa entidad, porque eso nos va a permitir el poder tomar las medidas necesarias para que no se vuelvan a dar esas situaciones”.

Objetivos del Plan Comercio Seguro

Los objetivos fundamentales que se persiguen son:

- Incrementar la prevención en aquellos lugares de mayor riesgo para la seguridad de los comerciantes y el público.

- Favorecer el intercambio de información operativa y proporcionar al comerciante y al ciudadano consejos y medidas de seguridad para evitar convertirse en víctimas de algún delito.

- Aumentar la sensación de seguridad de los ciudadanos, potenciando la presencia policial en lugares y zonas de considerable afluencia, como por ejemplo estaciones de transporte público.