Los talleres de reparación de vehículos denuncian la pasividad de la administración local frente a los talleres ilegales en Los Yébenes

Toledo 10/06/2016.

En el municipio de los Yébenes es fácil encontrar un lugar cerca de casa dónde llevar a reparar el coche, pero por desgracia no todos son legales y esta competencia desleal provoca que los que cumplen la ley vean amenazados sus ingresos al no poder competir con talleres que desarrollan su actividad dentro de la economía sumergida sin someterse a ningún tipo de tributo o tasa . Los talleres del municipio denuncian que estos talleres clandestinos han proliferado hasta el extremo de superar en número a los talleres que pagando sus tributos contribuyen al sostenimiento del municipio.

A pesar de que estos talleres clandestinos han sido denunciados por la Asociación de Talleres de la Provincia de Toledo ante distintas Administraciones, teniendo conocimiento de que algunos han sido visitados por la inspección de trabajo y efectivos del SEPRONA., no es suficiente para erradicar el problema. La Presidenta de la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de la Provincia de Toledo (ATRAAT), Mª Ángeles Martínez Hurtado, advierte de que pese a estos controles "los expedientes se duermen" cuando llegan a la Administración Competente porque la burocracia "va muy lenta". ATRAAT tiene identificados 9 negocios en el municipio de Los Yébenes que son "sospechosos" de realizar actividades fraudulentas.

ATRAAT y tras una única reunión mantenida el 21 de enero con el Ayuntamiento de Los Yébenes, ha solicitado en numerosas ocasiones que reciba a los empresarios del sector para valorar el resultado de las medidas acordadas en enero, sin que hasta la fecha esta petición haya sido atendida, aumentando el malestar de talleres del municipio puesto que se desconoce si esas medidas se han llevado a efecto.

Desde el sector avisan a los usuarios de que lo barato puede salir caro y acudir a estos talleres ilegales para ahorrarse dinero en la reparación puede traer graves consecuencias. La Presidenta indica que aunque en principio parezcan más económicos que los talleres legales, no ofrecen "ninguna garantía" pues los clientes no tienen a quien reclamar arriesgándose a perder el dinero si una pieza sale mal puesto que los talleres ilegales "no cuentan con el equipamiento adecuado ni con los conocimientos suficientes" para llevar a cabo las reparaciones vinculadas a la "sofisticada tecnología" de los vehículos actuales.