En este momento estás viendo «Parece que los empresarios molestamos»

«Parece que los empresarios molestamos»

Fedeto valora la posible reducción de la jornada laboral.

27 de junio 2024

Fedeto ha planteado en una rueda de prensa su argumentario respecto a la polémica de la reducción de la jornada laboral en nuestro país. Una medida que no cuenta con las consideraciones de las organizaciones empresarial, puesto que el Ministerio de Trabajo se ha apoyado en los sindicatos de clase, CCOO y UGT, para configurar esta medida.

El presidente de Fedeto, Javier de Antonio Arribas, y el secretario general, Manuel Madruga Sanz, exponen en esta intervención ante los medios de comunicación, las consideraciones que defienden las organizaciones empresariales. Un encuentro que ha contado con la colaboración de Ruth Corchero Sánchez, directora del departamento Jurídico-Laboral de Fedeto.

De Antonio iniciaba su intervención con «una reflexión sobre algo que es muy duro comprobar, pero que está ahí, a la vista de todos, y es la existencia de personas que pertenecen a instituciones, administraciones y gobiernos a los que les molesta que los empresarios ejercemos una actividad económica con la finalidad de conseguir un beneficio».

«Y es paradójico, porque ese beneficio, a su vez, genera muchos y muy diversos beneficios sociales que no se cansan de exigir.
Esas personas, en esas instituciones, administraciones y gobiernos, en vez de alabar nuestra función, la critican de forma hostil y cuestionan la legitimidad de nuestros márgenes empresariales».

Para el presidente de Fedeto «esas mismas personas de una manera imprudente, con amenazas y sin diálogo, adoptan decisiones de consecuencias impredecibles para el crecimiento económico y para la sostenibilidad de las empresas y del empleo».

«Sabemos cuál va a ser la próxima imposición dictatorial del Ministerio de Trabajo: la jornada de las 37 horas y media. Lo que no sabemos es cuál será la próxima ocurrencia legislativa ni cómo nos afectará» apuntaba de Antonio.

«Ni si quiera sabemos si será fruto del diálogo social o si nuevamente se tratará de una imposición gubernamental aplaudida por los sindicatos. En mi opinión, estamos asistiendo a un acoso constante sobre los empresarios envuelto en una hostilidad permanente que nace de una parte del Gobierno central».

Para Javier de Antonio «lo que nos está pasando es que, ese gobierno, para congraciarse con la sociedad a la que ha traicionado con la amnistía, utiliza una falsa voz mesiánica, con grandes dosis de imprudencia, para apelar a la conquista nuevos derechos sociales que no son sostenibles».

«La reducción de la jornada laboral, posiblemente, sea un claro ejemplo de esto que estoy diciendo. Un nuevo ejemplo de que el Gobierno va a invitar a una fiesta que va a pagar otro y ese otro es: el empresario. Los efectos de esas decisiones no son inmediatos, pero llegarán y no serán buenos, sobre todo para el empleo» augura el presidente de Fedeto.

«Quiénes actúan de este modo han destrozado el diálogo social a nivel nacional que ya no es cosa de tres, sino que es cosa de dos. Así, en ausencia de diálogo, y en la actual situación económica, afectada tanto por problemas internos como por la situación geopolítica internacional, se implementan medidas que lo único que provocan es la pérdida de la competitividad de las empresas españolas» critica Javier de Antonio.

Los datos de inflación en España así lo demuestran. Se sitúa a 1,4 puntos de la inflación europea, es decir, las empresas españolas tenemos 1,4 puntos de pérdida de competitividad con respecto a las empresas europeas.

Según el presidente de Fedeto «las ministras de Trabajo, Hacienda y Seguridad Social se han convertido en tres de los elementos más inflacionistas de nuestra economía, sólo por detrás del incremento de las materias primas, porque la mayor parte de sus decisiones incrementan los costes empresariales.»