PELUQUERÍAS Y CENTROS DE BELLEZA DE LA PROVINCIA EXIGEN LA BAJADA DEL IVA AL 10%

PELUQUERÍAS Y CENTROS DE BELLEZA DE LA PROVINCIA EXIGEN LA BAJADA DEL IVA AL 10%

La Alianza por la Bajada del IVA al 10 % de las Peluquerías continúa con su
agenda de actos reivindicativos para la recuperación del IVA reducido

Aseguran que a día de hoy, siguen con la persiana bajada cerca de un 20% de
establecimientos tanto a nivel nacional como en toda Castilla La Mancha

La Alianza por la Bajada del IVA al 10% a las Peluquerías continúa con sus actos reivindicativos, dentro de su demanda a
las autoridades de un plan un de rescate, para reclamar la recuperación del IVA reducido del 10%, y activar la recuperación de un sector que ha retomado su operativa con un importante retroceso de la actividad económica, y que pone en riesgo de cierre a cerca de 488 salones de peluquería e imagen personal de los 1.220 de la provincia de Toledo, y la destrucción de más de 1.125 puestos de trabajo directos (y muchos más indirectos), si no se toman medidas con carácter urgente.

La Asociación de Peluquerías y Centros de Belleza de Toledo, la Agrupación de Estilistas de Talavera y Comarca (AGRESTAC), pertenecientes a la Federación de Peluqueros y Centros de Belleza de Castilla La Mancha, y con el apoyo de la Plataforma de Peluqueros Unidos de España (PPUE), todas ellas integradas en la Alianza por la Bajada del IVA al 10% a las Peluquerías, se han concentrado en la Plaza de Zocodover, representadas por la vicepresidenta de la Agrupación de Estilistas de Talavera y Comarca, Eva Andrés, y por el presidente de la
Federación de Peluqueros y Centros de Belleza de Castilla La Mancha, Andrés Ronco.

Con pancartas, con el lema principal “SOS peluquerías, IVA al 10%, ¡¡¡YA!!!”, y mensajes de “Peluquerías en lucha”, “Queremos recuperar lo nuestro: IVA al 10% ya”, o “Montero no es Montoro”, han argumentado su reivindicación subrayando que “la lucha por la recuperación del tipo de IVA reducido al 10% es una cuestión de justicia, ya que el sector de la imagen personal es un servicio esencial y de primera necesidad”, comentan los organizadores de la protesta.

Las portavoces de las organizaciones presentes, denuncian que el sector de la peluquería es el único que aun no ha recuperado el tributo reducido, mientras sí lo han hecho otros sectores, como veterinarios, las funerarias, el cine, las discotecas y espectáculos, o las floristerías, después de ocho años, cuando en 2012 se subió el IVA del 8 al 21%.

Para los organizadores, “la bajada del IVA es imprescindible para proteger al empleo autónomo, femenino y joven (el perfil de trabajadores en los salones de peluquería y estética), y que está siendo duramente golpeado en esta crisis social sanitaria y económica provocada por la pandemia del coronavirus, tal y como reflejan las últimas cifras de paro”.

Además de la bajada del IVA para, reclaman, en esta ocasión, la ampliación de los ERTEs para el sector de la peluquería y la imagen personal, como mínimo, hasta final del año 2020, para paliar la desastrosa situación económica de muchos trabajadores y trabajadoras que están o deberán acogerse a ellos hasta vislumbrar la esperada recuperación económica.

DATOS MACROECONÓMICOS DEL SECTOR, E IMPACTO CRISIS COVID-19

Cifras en mano, han asegurado que, a día de hoy, y como consecuencia de la crisis derivada del coronavirus, tanto a nivel nacional como en Castilla-La Mancha, siguen con la persiana bajada cerca de un 20% de los establecimientos. Además, se destaca que, durante los 2 primeros meses de la desescalada, el 63% de los locales abiertos apenas ha trabajado al 30% de su capacidad.

En términos económicos, el sector de las peluquerías en toda España ha perdido cada mes, desde el pasado 4 de mayo, 200 millones de euros de facturación. Una cifra que puede llegar, de aquí a finales de año, a los 1.600 millones de euros; es decir un 40% del total. Si no se toman medidas urgentes antes de final de año, pueden desaparecer más de 16.000 salones.

EL 2012 Y 2020, MARCAN UN ANTES Y UN DESPUÉS

Durante el acto, se hecho hincapié en que el año 2012 marcó un punto de inflexión dramático en la historia del sector de las peluquerías que ya sufría una profunda crisis económica. La subida del IVA, provocó un profundo retroceso y la degradación del sector (compuesto en aquel momento por 48.000 salones de peluquería y estética en toda España, de los cuales el 94% son micropymes con menos de 3 trabajadores), y que a partir de ese momento, en apenas 2 años, perdió 8.000 peluquerías.

En este contexto, y con un sector precarizado que apenas había recuperado la rentabilidad a pesar de la evolución de la economía desde 2015, la crisis de la COVID-19, ha provocado un gran impacto económico negativo en el sector.

Reunión con el Consejero de Hacienda

El presidente de la Federación Regional de Peluquerías y Centros de Estética de C-LM, Andrés Ronco, ha mantenido hoy una reunión de trabajo con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno regional, Juan Alfonso Ruiz Molina, y la Directora General de Tributos y Ordenación del Juego, Susana Pastor, donde han analizado las demandas del sector.

El encuentro, que ha tenido lugar en la sede de la consejería de Hacienda, en Toledo, se enmarca dentro de la intensa ronda de contactos que la Federación sectorial está manteniendo con diversos miembros del Gobierno regional y representantes políticos para solicitar la bajada del tipo de IVA al tipo reducido del 10%.

El consejero de Hacienda ha manifestado el apoyo del Gobierno regional a la Federación sectorial en estas demandas y ha trasladado a Andrés Ronco la preocupación del Ejecutivo autonómico por los empresarios de Castilla-La Mancha, como muestran las ayudas que se han puesto a disposición de autónomos y pymes dentro del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica, suscrito con CECAM y las centrales sindicales.

Al mismo tiempo, Juan Alfonso Ruiz Molina ha asegurado que transmitirá al Gobierno central de nuestro país a través de los cauces correspondientes el problema y las reivindicaciones del sector de peluquerías, para que en cuanto sea posible se rebaje el IVA al 10 por ciento, tal y como demanda la Federación sectorial.

Desde que, en el año 2012, se impuso una subida de 13 puntos, pasando del 8% al 21% actual, mediante el Real decreto Ley 20/2012, el sector ha visto cómo la situación de las empresas y los autónomos ha ido cayendo cada vez más, mientras aumentaba la competencia desleal y la economía sumergida. Una situación que se ha visto empeorada gravemente como consecuencia de la pandemia, abocando a estas empresas prácticamente a la ruina.

En este sentido, Andrés Ronco ha trasladado al consejero de Hacienda que con el IVA reducido se podría salvaguardar el empleo de 5.000 personas en Castilla-La Mancha, dentro de un sector que engloba en nuestra región a 3.600 empresas de peluquería y estética, que emplean a 12.000 trabajadores, el 80 por ciento de ellos mujeres. Con la situación actual, sin embargo, podrían tener que cerrar 1.512 salones y con ellos, desaparecer 5.040 empleos.


Reunión con el Delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha

La Federación regional mantuvo asimismo una reunión de trabajo con el Delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, para transmitir la situación del sector, tras la concentración que reunió a medio centenar de empresarios en la Plaza de Zocodover, en la capital regional.

En este encuentro, Andrés Ronco trasladó al Delegado del Gobierno que “la bajada del IVA es imprescindible para la rentabilidad de las empresas y el mantenimiento del empleo, en un sector formado por pequeñas empresas, de las que el 95 por ciento tienen menos de 5 trabajadores”.
Por su parte, el Delegado del Gobierno se mostró sensible a las necesidades de todos los sectores empresariales, en concreto el de peluquerías y centros de estética ante esta situación, manifestando que trasladará al Gobierno central estas inquietudes en próximas fechas”.