Con la soga al cuello

Con la soga al cuello

El gobierno de España no da ayudas directas al comercio de artesanía y fabricantes de artículos turísticos

La gráfica escenificación de una antigua armadura con la soga al cuello, refleja la situación de cientos de empresarios de los sectores del comercio de artesanía y fabricantes de regalos turísticos. No aguantan más. Un año sin facturación, pagando impuestos y asumiendo los compromisos que implica ser empresario.

Sólo en la ciudad de Toledo hay 150 comercios de artesanía y 22 fábricas. Entre ambos sectores se generan 1100 empleos directos y 2.400 con carácter indirecto. Ambos sectores tuvieron una facturación del 10% en el año 2019 y en el año 2020 no han logrado ninguna venta, por lo que su facturación es de cero.

Se han manifestado en la plaza de Zocodover para visualizar su desencanto y perplejidad, por la decisión del gobierno central de excluirles de las ayudas directas.

La soga se estira desde hace un año y los empresarios de ambos sectores se sienten desamparados.

Y con la idea de que serán los últimos en salir de esta crisis. Y veremos cuántos de ellos sobreviven.

El presidente de la Asociación de Comerci de Artesanía y Souvernir de la ciudad de Toledo, Pedro Espinosa del Arco, ha leido el siguiente manifiesto:

Compañeros:
Hoy estamos aquí porque somos los grandes “olvidados”. comerciantes de artesanía y productos turísticos, fabricantes, mayoristas, artesanos, agentes comerciales y distribuidores, tan íntimamente interrelacionados, estamos sufriendo como pocos, desde hace ya 1 año, los efectos económicos derivados de la pandemia, así como de las erróneas decisiones que en esta materia ha ido tomando el gobierno.

A pesar de vivir únicamente del turismo y caer éste más de un 90%, a pesar de llevar meses advirtiéndolo, hemos quedado excluídos de las ayudas del gobierno de la nación en el último real decreto de 13 de marzo pasado.

Estamos indignados y nuestra indignación se transforma en desesperación al ver cómo lo que tanto nos ha costado construir, tras muchos años de duro trabajo diario, se viene abajo en unos meses por la gestión de nuestros representantes públicos.

Sin ingresos, perimetrados, sin ayudas, con cierres encubiertos, soportando costosos alquileres, haciendo frente a la seguridad social de los trabajadores en erte, pagando todos los impuestos como si aquí no pasara nada, ¿de dónde se creen nuestros gobernantes que estamos sacando el dinero para mantener nuestros negocios y empresas?

Porque nosotros pertenecemos a “la cadena de valor del turismo” y somos un eslabón muy importante de ella, sin embargo, no se nos tiene en cuenta por las administraciones como parte de esa cadena de valor y por eso nos excluyen de las ayudas, avocándonos a la ruina.

Qué se dejen de cnaes, que en nuestro país se ha demostrado que no sirven para nada, ni siquiera para lo que se crearon, ya que no clasifica la realidad de las empresas españolas.

Necesitamos de forma urgente ayudas dignas y justas.

Indemnizaciones según porcentaje de caída de la facturación para al igual que en otros países de Europa y de nuestro entorno, poder mantener activas nuestras empresas y los empleos que generan.

Hoy hemos venido a esta emblemática plaza de Zocodover, centro neurálgico de nuestra milenaria ciudad, para emulando a nuestros antepasados, defender el futuro de Toledo, que es nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Y ese futuro, aunque se empeñen, ningún gobierno, sea del color que sea, nos lo va a arrebatar porque los hombres y mujeres que hoy estamos aquí, y que algún día diremos con orgullo “yo estuve allí”, estamos comprometidos a luchar, de forma pacífica como lo estamos haciendo, pero con toda la firmeza y contundencia utilizando el arma más poderosa que nos permite nuestra constitución y que es el poder de la palabra.

Pero en esta ardua tarea no estamos sólos, somos más de 8.000 establecimientos repartidos por toda la geografía nacional, miles de fabricantes, artesanos, representantes, que genera empleo a más de 50.000 personas, mucho más que la mayoría de las empresas emblemáticas de este país.

Para decirles que pisen la calle y nos escuchen, que no pueden ni deben dejar atrás a miles y miles de familias españolas que han visto cómo han bajado sus ingresos más de un 90% y que hoy, en este momento, como nosotros, se están manifestando en ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Asturias, Cartagena y en tantos y tantos rincones de España.

Por la ciudad de Toledo, por Castilla-La Mancha, por sus ciudadanos y ciudadanas, por su futuro, por nuestro futuro y el futuro de las siguientes generaciones, adelante, compañeros.

Desde aquí nuestro más sincero agradecimiento a la federación empresarial toledana, a su presidente, a su equipo jurídico y administrativo, a las más de 50 asociaciones integradas que todas nos han mostrado su apoyo, y muy en especial a su secretario general Manuel Madruga por su compromiso personal, su ayuda incansable, su dedicación y su profundo convencimiento de la necesidad de solucionar esta injusticia. muchas gracias, Manuel.